18 jun. 2011

Reseña: The Boyfriend Game (Stephie Davis)

Hay algunos libros que, según Andrea, están clasificados como "para una sola sentada" y creo que este es uno de ellos. Mi intención el día en que lo leí era pasar dos capítulos y continuar al siguiente día. Pero nadamás comencé a leerlo, lo devoré.


Descansé el balón en mi cadera y caminé hacia el almacén. En la oscuridad. Sola. Con un chico.

Estaría volviéndome loca con las pruebas para el equipo de soccer si no fuera por el chico nuevo, Graham, quién me está ayudando a practicar. Tiene los más asombrosos ojos verdes, cabello castaño y rizado, y piernas perfectas.

Además, tenemos mucho en común, porque lo único que nos importa ¡es el soccer! Bueno, lo único que a él le importa.

Pero mi corazón late tan deprisa cuando estamos juntos en el campo... y de verdad no creo que sólo sea por tanto correr.
 

Nada más comenzar nos metemos en la piel de Trisha Perkins, una novata de preparatoria que ama el fútbol. Ella se encuentra al inicio en un partido de práctica, junto a sus mejores amigas: Sara Myers y Beth Stevenson, quienes, cabe destacar, son completamente opuestas. Mientras que Sara tiene un talento nato para el fútbol (incluso mucho más que la protagonista) y es súper segura de sí misma, Beth es muy tímida y está en el equipo sólo para pasar el tiempo con sus amigas. 

Al final de la práctica, sin embargo, la entrenadora anuncia que el equipo universitario está buscando un par de nuevas reclutas en el equipo juvenil. Sara y Trisha salen seleccionadas entre las cinco que competirán por uno de esos puestos. Pero todos saben que una de las vacantes ya casi tiene estampado el nombre de Kathleen Hoffmann, la estrella de la escuadra. Trisha sabe que tanto Sara como Kathleen son mejores que ella, así que decide comenzar una práctica intensa. Y es ahí donde entra nuestro guapo protagonista...

Graham Fordham no es sólo guapo, sino un excelente jugador del equipo masculino que acaba de transferirse de otra escuela. A él le dan un poco de miedo las chicas revoltosas que lo persiguen y se le tiran encima, pero Trisha parece ser muy distinta, así que la invita a practicar con él. Claro, porque no hay manera de que dos personas con objetivos tan claros (Graham ya es delantero, pero quiere convertirse en EL centro delantero / estrella del equipo / el-número-diez-pues) se desvíen un poquito de sus metas, ¿verdad? 

Así que ¿podrá nuestra protagonista resistirse a Graham y vencer a Kathleen o a Sara para quedarse en el equipo universitario? ¿Y qué hay de Kirk Nichols, el admirador de Trisha, que sorprendentemente resulta ser mucho más profundo y mucho menos idiota de lo que todos pensaban?  



No voy a negarlo. Le daría el diez si no fuera por unos cuantos detallitos (y que, bueno, darle dieces a "cualquier libro juvenil" podría hacer desmerecer a los otros) pero lo cierto es que me gustó, y mucho. La narración de Stephie Davis es ágil y todos sus diálogos sirven a un propósito, a diferencia de otras novelas. La historia no pierde fuerza, lo que es de esperar con tan pocas páginas.

¿Qué me gustó? Bueno, ese estira-y-afloja básico entre Graham y Trisha. Y es que la relación se mantuvo bastante real todo el tiempo. Es una historia de un primer amor, asi que las cosas no son para nada sencillas entre los protagonistas. Creo que la extensión de este libro estuvo perfecta (ciento cincuenta y siete páginas, nadamás) y la tensión de la competencia final se siente durante toda la historia. 

¿Los pequeños fallos? Sara. Y es que siendo la mejor amiga de Trisha no se para a hablar sinceramente con ella ni un minuto. Tampoco la conoce bien, por lo visto, porque piensa que ella le coquetea a Kirk para molestarla, cuando no hay nada más opuesto a eso. Yo diría que la relación de las chicas es más de competencia. Más un ami-enemigas. 

Ah sí, y Graham se pasa más de una vez con todo eso de sus experimentos. Hey chico ¡nos estamos muriendo aquí y sigues haciéndote el tonto!

Una conversación que me hizo gracia, y me pareció tierna a la vez, es ésta, casi del final:


Ross asintió. —Creo que tienen razón. Si me gustara una chica y tuviera tu actitud, también me iría.


Beth le sonrió. —Nunca te habría dado la reacción que Trish le dio a Graham.


Él le sonrió de vuelta. —Por eso sigo aquí sentado. 

      
 
De acuerdo, entonces, ya que he escrito suficiente de esta reseña, vámonos directamente a la puntuación.


 Amor 1 - 1 Fútbol 
9.6/10

¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

  1. Ya, pero ya mismito me voy a leer el libro!!! Me muero de ganas por leerlo :) Besos!

    ResponderEliminar
  2. Genial Kate :D

    Vuelve a comentarnos qué tal te pareció :)

    ResponderEliminar
  3. Ya lo termine.

    Con todo lo que tengo que hacer... Ya lo termine.

    Y lo ame.

    Ugh.

    No hagas rese;as que provoquen leer libros cuando estoy ocupada, Rocio :(

    Andre

    ResponderEliminar

¡Hey! Hoy te ves genial, en serio. Nos encanta tu opinión pero... por favor, recuerda ser respetuoso sobre ella.

Oh, y por aquí odiamos los spoilers.

Después de eso, ¡Esperamos que te guste RB!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...